Por Ana Bea A. Ramos, Tanatóloga y comunicadora de la Iberoamericana, amante de las mascotas y activista social.

Ser madre va mucho más allá de dar la vida a un nuevo ser, sino que incluye cuestiones como el amor, el cuidado y la atención. Puede ser que el verdadero amor sea el de una madre, un amor que es eterno e infinito. Significa que al darnos la vida nos han regalado ese amor incondicional, una madre solo necesita darte la vida para otorgarte el amor verdadero. Con eso, es suficiente para generar ese vinculo de agradecimiento con nuestra madre.
Cuando vamos creciendo formamos diferentes lazos sociales, sin embargo, quien toma el papel de una madre es indispensable en nuestra vida, desde que nos encontramos en el vientre materno formamos un vinculo especial, sentimos la calidez, seguridad, tranquilidad y sobre todo cubrimos todas nuestras necesidades básicas que requerimos para nuestro desarrollo.
Cuando perdemos a nuestra madre por alguna causa nuestros sentimientos primarios surgen, es diferente a otras perdidas, ya que es nuestro primer vinculo, nuestra figura cuidadora que nos da seguridad por lo tanto volvemos al miedo e inseguridad aún siendo adulto independiente.

¿Cómo podríamos superar este tipo de pérdida?

Primero podemos interiorizar el significado de una pérdida, una pérdida es algo que tuve y hoy por hoy ya no esta físicamente, nos genera un duelo que puede llegar a ser una lucha constante con nuestros sentimientos, hoy somos más vulnerables que nunca sin embargo, la manera de afrontarlo es lograr autoconocernos y otorgarnos amor propio en todos sentidos, cuidarnos y generar autocompasión hacia nosotros mismos respetando lo que vamos sintiendo para afrontar cada etapa de duelo como: negación, ira, negociación, dolor y aceptación.

Estas etapas son naturales al afrontar un duelo, nosotros somos responsables de vivir cada una de forma positiva y tratar de tomar acciones que nos puedan beneficiar, recursos que nos ayuden a afrontar cada etapa, por ejemplo tener una actitud positiva ante la vida, buscar amigos, familia y vínculos en general que nos acompañen y nos ayuden a sanar de una manera diferente, el sentirnos acompañados es lo más importante, pero sobretodo convertirnos en nuestros mejores amigos.

Cuando nacemos arriesga su vida por nosotros, nuestra madre da un Sí a la vida, ella tiene la decisión de darte la vida, y es así como comienza, por eso el hijo ya no necesita nada más, porque tu madre te regalo la vida. Y es por esto que hoy tienes la opción de honrar su memoria disfrutando de cada momento.

0 pensamientos sobre “¿Cómo superar la pérdida de una madre?

Quieres unirte a la discusión?
Siéntase libre de contribuir!

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *